Por un puñado de dolares

Exterior
La casa forestal d’en Coll, restaurada
Cuando he tenido la oportunidad de visitar otros países en un contexto profesional siempre he admirado, con cierta envidia, las instalaciones de las que disponen para apoyar el trabajo de campo: residencias, estaciones de seguimiento, campamentos… lugares excelentemente equipados que permiten a los investigadores pasar con solvencia las largas campañas de muestreo en campo.
Hace unos meses me enteraba de que el Parc Natural del Cadí-Moixeró había restaurado la casa forestal d’en Coll, en Alàs i Cerc, para su uso como centro de estudios de montaña. El espacio incluia alojamiento para veinte personas, cocina, baños, un pequeño laboratorio… Por su ubicación, podía funcionar como “campo base” para estudios en este parque o en el del Alt Pirineu o Andorra. Ayer pude hablar con Jordi Garcia, director del Parque, y me relataba consternado cómo después de todo el esfuerzo hecho, después de las obras para acondicionar el edificio, el proyecto se encuentra parado porque faltan los muebles. Y lo peor es que de momento no está previsto que se compren.
Cocina - comedor
Aspecto de la cocina en marzo, esperando los muebles.
A finales de agosto, seguimos igual

En España llevamos mucho retraso en este tipo de infraestructuras, y por eso es importante que las pocas iniciativas al respecto se lleven a cabo. Este es un blog modesto, pero esto no me impide instar a las personas responsables a que desbloqueen la apertura de este centro, que tanto y tan buen servicio daría a los que realizamos estudios en el Pirineo. Entiendo que andamos mal de dinero, pero es doloroso observar que después de hacer la mayor inversión, todo se queda en nada por unos pocos miles de euros. Por un puñado de dolares.

No Comments

Deja un comentario