¡Pura Vida!

¡Nos vamos a Costa Rica!

Así, sin más. Para Semana Santa, y rascando unos pocos días antes y después -a ver si así los señores de Iberia se despistan y no nos hacen huelga– unos cuantos amigos nos embarcamos para allá. Poco puedo decir de momento, más que que es uno de esos sitios a los que todo amante de la naturaleza sueña con ir algún día. La verdad es que tal y como están las cosas a este lado del charco casi llegan a conseguir que uno se sienta mal por hacer un viaje de estos, pero como decían Azúcar Moreno, “sólo se vive una vez“. (Que gran sabiduría la de estas señoras*).
Gran parte de la culpa de la decisión final es de Evelyn, que aparte de hacernos de anfitriona y alojarnos unos días en su casa, nos ha preparado un viaje del que, cuanto más se, más ganas tengo de saber más. Y además, nos ha prometido tucanes, tapires, cocodrilos, mariposas, ranas y quién sabe, tal vez incluso pumas y ballenas. ¡Ah, y 6 especies de mangos!¡A ver quién es el guapo que dice que no! El país no es muy grande, pero en los poco menos de 15 días que tenemos ha habido que seleccionar zonas. Aún así, se lo ha montado para que podamos ver volcanes, páramos, selva, playas caribeñas y pacíficas, bosque nuboso, bosque seco, bosque tropical húmedo, bosque, bosque, bosque…

Aún queda algo menos de un mes, pero teniendo en cuenta mis antológicos nervios antes de los viajes, si no escribía este post reventaba. Así que queridos lectores y despistados varios que pasen por aquí, ya les iremos contando cosas de este bello país centroamericano,y colgando las oportunas fotos. Pero eso tendrá que esperar. De momento me despido con el lema del país, un lema que sin decirte ná, te lo dice tó.

¿Conseguiremos ver todos los bichejos que salen aquí? Próximamente…
  • DISCLAIMER: el visionado del vídeo de Azúcar Moreno puede causar daños irreparables en la retina, así como ataques de epilepsia o de vergüenza ajena. Hagan click bajo su propia responsabilidad.

No Comments

Deja un comentario