Quinoterapia (VIII): ¡Felicidades, Quino!

¡Felicidades, Maestro!
¿Cómo que no rema más? Me decepciona, Fernández. ¿Estamos o no estamos todos en el mismo barco?

No Comments

Deja un comentario