Un forestal en mi ascensor: ¿necesitamos un discurso único para el sector forestal?

Anda, ¡forestal! Y qué hacéis ¿cortafuegos? Seguro que a muchos de mis lectores os han hecho esta pregunta, o alguna muy parecida. Y es que ya hemos comentado por aquí que la profesión forestal es una gran desconocida para una buena parte de la sociedad. No entraremos ahora demasiado en los motivos de este desconocimiento, que

¿Dónde están las mujeres forestales?

Ayer, el periodista Manuel Ansede, de Materia (sección de ciencia de El País), compartía en twitter un hilo bastante revelador: Una buena manera de visualizar el techo de cristal es contar el número de mujeres en las fotos oficiales del rey. Empezamos. Audiencia al Consejo Directivo del Real Automóvil Club de España: 19 hombres y

Barrenar encinas sin morir en el intento

La dendrocronología, o “dendro” como la llamamos todos habitualmente, es una de las disciplinas más habituales para todos los que nos dedicamos a la ecología forestal. Básicamente consiste en sacar un canutillo, o “core” de madera, que después puede usarse para diversas cosas, normalmente para medir el crecimiento o la edad del árbol y relacionarlo